Álex Escrig, un futuro aspirante a alcanzar el olimpo del motociclismo

Álex Escrig, un futuro aspirante a alcanzar el olimpo del motociclismo

Álex Escrig tiene doce años, empezó a competir con seis , aunque la primera vez que subió a una moto tenía solo cuatro años. Hoy sueña con tocar el cielo como campeón del Mundial de Motociclismo. Por ahora, a su corta edad ya se ha convertido en subcampeón de España de Velocidad, en la categoría Challenge 80 con el equipo mOmn. El escenario que le vio subir al podio del subcampeonato fue el circuito de Los Arcos de Navarra, en una carrera cambiante y complicada en la que Álex consiguió acercarse a su sueño de llegar a lo más alto en el mundo del motociclismo.

alex-escrig
El joven piloto de motociclismo, Álex Escrig. Fotos cedidas por Mario Escrig. 

Álex es vecino de Puçol y un auténtico amante de las motos, tanto es así que quiere dedicar su vida a ellas. Incluso fuera de las pistas. El piloto además de ser campeón mundial quiere ser ingeniero. Pero ni ingeniero de caminos, ni aeroespacial, ni nada de eso. Sino más bien, quiere ser ingeniero mecánico de motores. Quiere pasar su vida entre tubos de escape, manillares, sillines y frenos.

Sobre todo frenos. Y si no que se lo digan a su madre, que desde que Álex comenzó en el mundo de las competiciones y de los campeonatos, su madre todavía no se ha visto con fuerzas de ver ninguna de sus carreras en directo. Pero a Álex no le falta compañía, al contrario. Además de la moto, su padre Mario le acompaña continuamente entre paddocks y pódiums.

Esos pódiums que lleva conquistando desde los siete años cuando quedó tercero en la  Cuna de Campeones Bankia en minimoto. ¿El último? El pódium en el circuito de Los Arcos de Navarra, donde se apoderó de una tercera posición que le valió el título de subcampeón de España de Velocidad. Una carrera en la que rozó con las yemas de los dedos la victoria, ese ansiado primer puesto, que le arrebató el piloto madrileño de San Martín de la Vega, Adrián Fernández, en la última vuelta. “Estoy contento. Te quedas con un buen sabor de boca, aunque no el mejor”, asegura Álex Escrig.

Ahora solo queda continuar hacia delante y prepararse para alcanzar el ansiado título de campeón en la próxima temporada. Una temporada en la que Álex pasa de la categoría de Challenge 80 a premoto 3 con un motor de 250cc. Un rango para el que Álex ya se está entrenando y que requiere una mayor preparación física y sobre todo, esfuerzo, mucho esfuerzo.

alex-escrig-3
El joven piloto de motociclismo, Álex Escrig. Fotos cedidas por Mario Escrig

Aunque claro, para llegar donde ha llegado, Álex también ha tenido que invertir mucho tiempo. Cómo mínimo entrena tres días a la semana, dos horas y media cada uno. Aunque siempre cae algún entrenamiento con los amigos los domingos.  Actualmente, se prepara en la escuela KSB en Paterna, donde comparte tiempo de entrenamiento con otras grandes figuras del mundo del motociclismo valenciano y español como son Iker Lecuona (Moto2) o Jorge Navarro (Moto3) – ambos ya compiten en el Campeonato Mundial de Motociclismo en sus respectivas categorías. ¿Quién sabe si en unos años nos referiremos también en estas circunstancias al joven piloto de Puçol?

Parece ser que estos 6 años entre competición y competición, le han ayudado a convertir la pista en un escenario común en su vida, pues durante este tiempo ha aprendido a controlar incluso los nervios. Asegura que durante la pasada temporada y hasta el circuito de Montmeló tenía muchos nervios, una inquietud que no ha logrado controlar en los momentos previos a la lucha por ser el mejor. “Antes de la carrera me pongo muy nervioso, pero cuando cojo la moto se me pasa”, afirmaba el joven piloto entre suspiros.

¿Lo que más le gusta? La velocidad, el cuerpo a cuerpo con sus compañeros y el derrape. ¿Lo que menos? Algunos ejercicios que debe hacer durante los entrenamientos, prefiere la adrenalina de las carreras. ¿Qué hay del miedo al subirse a la moto? Asegura no tenerlo, entre risas afirmaba, siempre quiero correr más, más y más”. Por suerte, durante su ya importante trayectoria en el motociclismo, únicamente ha tenido lesiones leves, nunca ninguna lesión grave, como mucho un esguince.

Pero si una cosa tiene clara es que hasta que no termina los deberes de clase, no hay entrenamientos. Y lo cumple, y si no ya están ahí sus padres para recordárselo. Aunque claro, para sus compañeros de clase y para gente de cursos más adelantados, Álex es su propia estrella del motociclismo. Bromean con que les deje la moto y aseguran que tiene mucha suerte al poder conducir una moto con tan solo 12 años. Aunque, solo para competir, pero tiene claro que cuando tenga 18 años quiere coche y una moto que le permita desplazarse más allá de las pistas de las competiciones y entrenamientos.

Y claro, si aspiras a ser el mejor, te rodeas de los mejores. La cara del joven piloto se iluminaba cuando hablaba de su gran ídolo, Marc Márquez, “estuve cinco días con él, es muy divertido y muy trabajador”. Pero tampoco se olvidó de nombrar a Jorge Lorenzo, de quien destacó su espíritu incansable y aseguró que tenía un estilo muy parecido al suyo.

Sea como sea, Álex Escrig no imagina su vida si no está montado en una moto. Y va por el buen camino, con solo doce años ya es subcampeón de España de Velocidad. Un niño intranquilo con la cabeza bien clara y llena de metas por cumplir, y al final del camino ese gran sueño: ser campeón del Mundial de Motociclismo. Porque como dijo el autor de El principito, Antoine de Saint-Exupéry, “Haz de tu vida un sueño, y de tu sueño una realidad”.

Informa: Ruth Ruiz Orenga

Fotos: Mario Escrig

alex-escrig-2
El joven piloto de Puçol, Álex Escrig. Fotos cedidas por Mario Escrig

Ni #TodosSomosLeoMessi ni #TodosSomosBárcenas

Ni #TodosSomosLeoMessi ni #TodosSomosBárcenas

Ni todos somos Leo Messi ni todos somos Bárcenas, ni todos somos Carlos Fabra, ni todos somos cualquier tipo de defraudador o condenado que haya en nuestra sociedad. Yo sinceramente, no me siento identificada con ese señor y me llega a parecer insultante que se utilice dicho hashtag por el que se supone que es un club serio.

Señores del Fútbol Club Barcelona, ¿de verdad les hace falta lanzar dicha campaña de apoyo a Messi? ¿Qué es lo que les preocupa? ¿Que Messi no esté motivado y marque menos goles y por tanto ganen ustedes menos dinero? Sinceramente, a mí me preocuparía más tener a una persona condenada por fraude entre mi lista de jugadores.

En ningún momento se nos ha ocurrido difundir dicho hashtag para cualquier otro defraudador o corrupto en nuestro país. Posiblemente, el problema derive de que ya llegamos incluso a tener asumida la corrupción dentro de nuestro sistema político y no tanto en una leyenda del fútbol. Pero señores, tan malos son unos como otros.

Aunque claro, se trata del señor Messi, del héroe del Barça, de su figura clave, del ídolo de millones de personas en todo el mundo, ¿Cómo puede ser que el príncipe nos haya salido rana? Señores, dejemos la idolatría para sus seguidores más pequeños, porque nosotros ya somos mayorcitos para saber diferenciar entre el bien y el mal.

Pero continuemos alabando y apoyando a todos aquellos delincuentes de nuestra sociedad y de esta manera nunca desaparecerá la lacra de la corrupción en ella. Porque primero aplaudiremos y luego nos lamentaremos, pero entonces, posiblemente sea demasiado tarde.

PD: No soy del Real Madrid.

Vicent Penya, “Insòlita memòria” de la seua infantesa i joventut

Vicent Penya, “Insòlita memòria” de la seua infantesa i joventut

Són les cinc de la vesprada d’un dia qualsevol. Fora, el Sol és potent, dins ens trobem en l’estudi de Vicent Penya, molt tranquil i acollidor, rodejats de muntons de periòdics i llibres. Ell amb Insòlita memòria a la mà, jo amb la gravadora i les meues preguntes. L’encenem i comencem.

Penya ens conta com va començar aquest llibre l’any 2011 i que no el va acabar fins ben entrat el 2014. Tot i això, el llibre ix a la venda el mes passat, després de ja haver rebut el 31è Premi de Narrativa Vila de Puçol. Segons l’autor, Insòlita memòria es basa en la seua idea de narrar històries basades en la seua infantesa i en la seua joventut però tractades amb molta absurditat, oniritat i “molt kafkians”, com ell diu.

Insòlita memòria
Portada de “Insòlita memòria”, el nou llibre de Vicent Penya.

El llibre és fàcilment identificable amb l’Horta Nord valenciana  i les darreres dècades del segle XX però sense topònims i sense cap nom propi. Açò aconsegueix transportar-nos a un món fictici que “arriba al límit de l’absurd, com si estigueres llegint un somni o un malson”, assevera l’autor mentre riu. A més, Penya reconeix que en el relat titulat La confusió se li havia colat un nom d’un carrer, que encara que era inventat va haver de llevar per tal de continuar el seu objectiu d’evitar identificar els llocs i les persones.

Al principi, l’autor també ens va reconèixer que la seua finalitat no era la de fer un llibre unitari, però mentre anava escrivint les històries es va adonar que les cinc primeres parlaven de la infantesa i les cinc últimes de la joventut i aleshores va donar-li una estructura de creixement progressiu.

L’autor assevera per la seua part que el que més li agrada és escriure sobre coses que ell coneix, del seu entorn i inspirant-se sempre en els llibres que ha llegit, ja que com diu Penya “la universitat dels escriptors són les lectures”. Potser es base en les lectures d’autors com Joan Francesc Mira, Kafka o Tolstoi que com admet són alguns dels seus escriptors preferits. Tot i que el seu gènere més conreat és la poesia, l’escriptor reconeix que també li agradaria tindre una major quantitat d’obra en el gènere teatral, encara que reconeix que no li venen “les muses de la inspiració”.

vpenyag
Vicent Penya. Font: escriptors.cat

Encara que com assegura l’autor, el món editorial no està passant pel seu millor moment i és molt difícil fer-se un lloc entre les files d’escriptors, “amb passió i ganes i creient en tu mateix, tard o d’hora, recolliran els seus fruits”, remarca.

Vicent Penya assevera que mai s’ha plantejat escriure en castellà, i mentre riu, afirma que no descarta fer la traducció de la seua obra a altres idiomes, “si alguna d’elles tinguera molt d’èxit”. A més, anima a impulsar la lectura en valencià des de les institucions, perquè pensa “és fonamental”.

 

 

 

“El Mundo” de Pablo López conquista Alzira

“El Mundo” de Pablo López conquista Alzira

El Gran Teatro de Alzira está abarrotado y los nervios ya empiezan a sentirse. 22:10 horas de la noche, de repente, la luz se apaga y comienzan los gritos histéricos ante la inminente entrada de Pablo López en el escenario.

La voz en off de Pablo hablando sobre el amor consigue caldear el ambiente. Empiezan a sonar los primeros acordes, se hace la luz y ahí esta él, sentado en su piano junto con sus músicos. Nos espera casi una hora y media de voz, música y emoción.

DSC09931.JPG
Pablo López durante la actuación en Alzira. Fuente: Propia. 

La séptima mayor y su melodía inicial nos embarcan en un viaje en el que nos sentimos atrapados por la calidez de la voz de Pablo y las excelentes melodías que crea a través de su piano. Continuamos sin parar, Romper con vos es la segunda canción con la que Pablo nos encandila.

El concierto es intenso, pero la tensión aumenta cuando suena Dónde, el teatro en pie para bailar y tocar las palmas al ritmo del que fue el segundo single de su primer disco en solitario, Once historias y un piano. Dónde es una de las canciones que más consigue emocionar al público que continúa dándolo todo durante toda la noche.

DSC09937.JPG
Pablo López en el concierto de Alzira. Fuente: Propia.

La música y las canciones del segundo disco de Pablo continúan sonando, pero el apoteosis llega cuando comienza a sonar Tu enemigo, su canción más conocida actualmente. El público parece volverse loco tarareando al mismo tiempo que el artista la letra de la conocida canción. Pablo López deja de cantar y su entregado público le toma el relevo. El teatro parece que se vaya a venir a bajo, las voces de sus seguidores resuenan entre las paredes cada vez más fuerte.

DSC09938.JPG
Pablo López en mitad de su actuación en Alzira. Fuente: Propia. 

Las sorpresas no dejan de sucederse. Ahora es el momento de Lo saben mis zapatos, su canción más tierna consigue conmover al público. Pero el sentimiento se acrecienta cuando, todo deja de sonar y parece que la canción ha terminado. Pero de repente, sólo su voz y sus dedos en el piano, resuenan y envuelven cada uno de los oídos de sus espectadores. Tal es la fuerza de su voz que el público, con los vellos de punta ante la potencia de su voz, se alza en pie para ovacionarle.

 

La música, su voz y sus historias continúan sonando en el abarrotado teatro. El auditorio continúa como al principio, con la misma energía y ganas. Durante, las tres últimas canciones antes de la despedida, la gente permanece en pie, no puede estar sentada. El público tararea con todas sus fuerzas las canciones, las palmas suenan al ritmo de la música y los gritos y vitores inundan el auditorio. Pero Pablo se marcha y la gente se queda con ganas de más.

Pablo López vuelve a hacer otra entrada triunfal en el escenario para cantar dos de sus canciones más conocidas, Vi y El Mundo. Antes de cantarlas, Pablo interacciona con el público para presentarles a sus músicos,sin los que sería imposible el “universo Pablo López”. El Mundo pone fin al espectáculo que ha tenido entregado completamente al público.

DSC09961.JPG
Despedida de Pablo López y sus músicos, ayer en Alzira. Fuente: Propia.
DSC09962.JPG
Pablo López lanzando besos al público después de su actuación en Alzira. Fuente: Propia.

Pero la noche no acaba aquí, los fans se agolpan en la salida secundaria del teatro para poder ver y disfrutar del artista desde más cerca. Después de una hora esperando, Pablo López sale y los más afortunados consiguen hacerse una foto con la estrella que les ha conseguido emocionar durante toda su actuación.

DSC09969.JPG
Pablo López haciendose fotos con sus fans a la salida del teatro. Fuente: Propia.

Los vecinos conquistan los ayuntamientos

Los vecinos conquistan los ayuntamientos

24 de mayo de 2015. Lo que se conoce como la fiesta de la democracia anticipa una legislatura de pactos y negociaciones. Después de una intensa jornada electoral se dan a conocer los resultados de las elecciones municipales. Algo ha cambiado en dos municipios situados a más de 400 kilómetros de distancia.

En Torrelodones, un municipio del noroeste de la Comunidad de Madrid, mantiene la misma alcaldesa que en la legislatura pasada, Elena Biurrún, pero, esta vez sin pactos, sin negociaciones, sin la necesidad de apoyos de otras fuerzas políticas. Vecinos por Torrelodones consigue lo que ninguna fuerza política había conseguido hasta el momento en el cabildo madrileño, el apoyo de más del 50% del censo municipal.

logo_retina
Logo Vecinos por Torrelodones. Fuente: Vecinosportorrelodones.org

En Massamagrell, un municipio situado en la comarca de la Horta Nord valenciana, los comicios generan la pérdida de la mayoría absoluta del PP, aunque la formación continúa siendo la lista más votada. El panorama político surge variado y heterogéneo con la representación de un total de 7 partidos. En la sexta posición del podio irrumpe con fuerza un nuevo partido, Veïns per Massamagrell, que consigue la representación de un concejal y que acontece como una nueva alternativa a la vieja política.

d785c812a3-LargeColor
Logo Veïns per Massamagrell. Fuente: Veïns per Massamagrell

Con 7 años de diferencia entre la constitución de ambos partidos, Vecinos por Torrelodones tiene como antecedente una plataforma ciudadana que en palabras de Ángel Guirao, concejal de comunicación y atención al vecino del ayuntamiento de Torrelodones, “pretendía acabar con  un pelotazo urbanístico”. Al parecer esta plataforma, conocida como Torrenat, ambicionaba preservar una zona medioambientalmente protegida, llamada el Área Homogénea Norte que une los parques naturales del Guadarrama y el del Manzanares, a ambos extremos del municipio madrileño.

El punto en común entre ambas localidades sería la puesta en marcha de un partido donde los protagonistas son los vecinos, que se presentan como posibles gestores del pueblo. El concejal representante de Veïns per Massamagrell en el consistorio, Jorge Ferrer, asegura que la fundación de la formación se basó en la idea de que “como no hay nada que nos represente, hagámoslo nosotros”.

Aunque ambos ocupan posiciones opuestas en sus respectivos ayuntamientos, Vecinos por Torrelodones en el gobierno y Veïns per Massamagrell en la oposición, ambas formaciones presumen de logros dentro de sus respectivos cometidos en el consistorio. Por su parte, el equipo de la formación torrelodonense asegura haber cumplido  el 99% de sus compromisos, el 80% de las iniciativas, el 65% de las propuestas y un 40% de las ideas, estas últimas propuestas por los vecinos. Mientras que la agrupación valenciana también alardea de haber trasladado al ayuntamiento el 90% de las denuncias que han recibido por parte de sus conciudadanos.

En lo que sí que coinciden ambas corporaciones es en negar rotundamente que sus formaciones no siguen ninguna ideología política y que únicamente trabajan en lo que la gente considera necesario para mejorar el pueblo y conseguir el mayor bienestar para sus residentes.

Jorge Ferrer, que durante toda la entrevista habla en primera persona del plural, no duda en reconocer que Vecinos por Torrelodones es un espejo donde mirarse y asegura que es la “máxima expresión del vecindario por cambiar las cosas” y confía en algún día llegar a tener el mismo éxito que el partido político madrileño pero siempre defendiendo la idea de que o gobiernan solos o no gobiernan.

Por su parte,  la mayoría de los afiliados a Veïns per Massamagrell, con los que nos hemos puesto en contacto, coinciden en argumentar que su adhesión a la formación está respaldada bajo la idea de no depender de ningún partido matriz, atraídos por el planteamiento de trabajar por construir un pueblo mejor a pesar de no ser profesionales de la política.

Veïns per Massamagrell y Vecinos por Torrelodones son dos claros ejemplos de que los ciudadanos pueden también tomar decisiones e iniciativas y participar de forma activa en la política, pues al fin y al cabo, ellos son los protagonistas.

¿Y nosotros somos los que nos hacemos llamar humanos?

¿Y nosotros somos los que nos hacemos llamar humanos?

Despertarse y lo primero en leer que sea un atentado en Bruselas, no es una de las mejores formas de comenzar el día. A veces me pregunto, si el mundo en sí no provoca ya suficiente dolor con accidentes y demás catástrofes que escapan de nuestras manos, que tiene que haber determinados individuos ( por llamarles de alguna forma) que se encargan de hacer la vida todavía más difícil, o en algunos casos llegan a acabar con ésta. ¿Quién nos hemos creído nosotros para decidir sobre el futuro de una persona?

Hoy hemos amanecido con otra de tantas faltas de humanidad, un atentado perpetrado en Bruselas que ha acabado con decenas de muertos (cifras todavía por confirmar). Pero este es solo un claro ejemplo de como está el mundo, de cómo la gente ha perdido la cabeza y todo su ser como persona “humana”. Cabe recordar que este grupo terrorista ha acabado con la vida de miles de personas desde los atentados del 11-S en Nueva York, ya hace 15 años a través de atentados perpetrados no solo en Europa o Estados Unidos, sino también en países como Kenia, Túnez o Argelia- aunque de estos muchas veces no oigamos ni hablar.

descarga
Cientos de personas, evacuadas del aeropuerto de Zaventem, en Bruselas. Fuente: RTVE

Atentados cometidos con armas de fuego y explosivos que parecen parar el mundo- y no solo el mundo, sino también ese programa tan cultural de Mujeres, Hombres y Viceversa que provoca la cólera de todos sus seguidores. Pero estas agresiones no son las únicas que se cometen. Recordemos que hace unos días la Unión Europea cerraba las puertas a los miles de refugiados que cada día tienen que vivir en condiciones insalubres para cualquier ser humano, preguntándose qué futuro tendrán ellos mismos o sus hijos, mientras esperan agolpados a ser acogidos por “alguien”.

refugiados-en-la-frontera-entre-grecia-y-macedonia
Refugiados entre la frontera de Grecia y Macedonia. Fuente: Periodista digital

Porque hay imágenes que deberían romper el corazón de cualquier persona, pero al parecer hay gente de “hierro”, incapaz de sentir una pizca de empatía por las otras personas. Porque aquí nadie es superior a nadie, aunque no lo parezca. Y es que muchas veces los que más sufren son capaces que mostrar más moralidad que el resto. Pues recordemos que este niño que ruega por las víctimas de Bruselas, ha tenido que abandonar su país para huir del propio terrorismo que ha golpeado hoy la capital belga.

8182_987456541343147_9108120810089035348_n
Un niño refugiado mostrando sus condolencias tras el ataque en Bruselas. Fuente: Telecinco

¿Crisis económica? La verdadera crisis que vive el mundo actualmente es una crisis de valores y de humanidad que nos está destruyendo poco a poco y de la que pagan justos por pecadores. Una crisis que se remonta muchos años atrás y que demuestra la falta de evolución de la sociedad. Sería incluso recomendable que la carencia de humanidad fuera una cuestión de estado.

Descansen en paz todas las víctimas de los atentados de Bruselas.

790_1011289718958669_4502758254667686551_n
Fotografía en memoria de las víctimas de los atentados de Bruselas.

 

Que se celebre el 8 de marzo ya denota desigualdad

¿Por qué se celebra un día que los hombres no celebran y se nos concede dicho honor? Por una razón muy sencilla llamada, desigualdad. Si de verdad nuestra sociedad fuera equitativa para ambos géneros este día no se celebraría, y en el caso de que así fuera, también los hombres tendrían el privilegio de ser felicitados en su propio 8 de marzo como “hombres trabajadores” que son, que no lo dudo.

Si de verdad las oportunidades de las mujeres en el mundo laboral fueran las mismas, si tuvieran los mismos salarios que los hombres por hacer lo mismo, si no fueran despedidas de sus puestos de trabajo por quedarse embarazadas, si ocuparan los mismos puestos directivos que los hombres, este día no se celebraría.

Directivas
Porcentaje de mujeres que ocupan puestos directivos en el mundo. Fuente: El País

No tenemos más que ver los principales candidatos a la presidencia de las pasadas elecciones de diciembre ( y de las de junio) donde no vemos ni una pizca de presencia femenina, bueno perdón, la de Soraya Sáenz de Santamaría que intentó disimular la deficiencia dialéctica de Mariano Rajoy. ¿ Este fenómeno de ausencia femenina a qué se debe, a que los hombres son mejores líderes o a que España todavía no está preparada para ser gobernada por una mujer?

Porque la igualdad no es ver que un semáforo lleva falda ( ¡Qué cómodos son los pantalones!), la igualdad es que vayas por la calle y no te sientas observada como un objeto ( nosotras también miramos, pero disimulamos), igualdad es no tener que aceptar un salario más bajo que el de tu compañero, igualdad es no tener que elegir entre hijos o trabajo, igualdad es no tener miedo al andar por un callejón oscuro, igualdad no es feminismo.

Igualdad es aceptar que todos somos personas, y aceptar que no por ser mujer u hombre somos superiores o inferiores.